lunes, 2 de abril de 2012

La película de mi vida.

La vida está llena de momentos bonitos y feos, pero ya saben, no todo es blanco o negro, hay mil tonalidades. Yo he tenido la suerte de experimentar varias de esas tonalidades y hoy de lo que vengo a escribir es de cuando me he sentido como en una escena de película, esto por las situaciones en las que yo misma me he puesto.

Escena de película número 1: 

Yo por la calle llorando, el cielo al verme llorar, me copia y también se suelta llorando, o sea iba yo jalando mi maleta y comenzó a llover cuando aún me faltaban como 2 kilómetros para llegar a mi departamento/piso,  no conforme con eso al estar haciendo alto para cruzar a la otra esquina, pasó un carro y me echo agua sucia.


No, ya se que esta imagen no ilustra lo narrado arriba, pero ver a Ryan Gosling con barba y en la lluvia, me hace creer que aún hay esperanza en este mundo o sea en el mio, o sea de que mi siguiente novio se parezca a él, o sea y por qué no? que tenga un CI de más de 130, sea el dueño de un refugio para perros...


Escena de película número 2: 

Esto es un clásico de las películas, otra vez yo llorando jaja! pero en esta ocasión en un aeropuerto, la gente viéndome, algunas personas queriendo preguntar si me pasaba algo, otras pasando de largo, hasta que una si se atreve, yo le digo que estoy bien y le agradezco mientras me limpio las lágrimas.

De un día para otro pase de ser Midori a ser una especie de Takako.


Ya cuando iba en el avión no pude más y lloré como loca poseída, toda la gente se juntó alrededor y les conté mi historia, detuvieron el avión y... Ok, esto no paso jajaja, lo que si pasó es que tuve que aguantarme las ganas de llorar en un vuelo de 11 horas, no fue nada agradable, pero así es esto de vivir.

2 comentarios:

Dandelion dijo...

Me imaginé perfecto las escenas :(

Hay muchas cosas horribles en la vida, tragarse las ganas de llorar es de las más espantosas que existen.

Amé tu plan de encontrar a un clon de Ryan con todo y ser dueño de un refugio para perros, cuando lo conozcas, podrías preguntarle si tiene hermanos?

¡jajajaja!

Avellana Almendra dijo...

Sí, y de seguro que si tendrá un hermano justo para ti jajaja y todos viviremos felices para siempre :P