miércoles, 8 de agosto de 2012

Otra vez la pesadilla…


 A mi perro le salió una bolita en una pata y en cuanto se la notamos le llamamos al veterinario. Es  cáncer y le están dando quimioterapia, a los perros les va “mejor” con la quimio. El médico dice que no nos preocupemos, que hay 90% de posibilidades de que todo salga bien, que tal vez Duque dejará de comer, o lo veremos triste, que eso será normal. No ha pasado hasta ahora, él sigue muy feliz como siempre, y eso nos da ánimos, pero anoche vomitó y se me fue el alma al suelo y lloré en silencio (ya llevaba un montón sin llorar), porque fue cuando asimilé que otra vez en mi casa podríamos llegar a perder a otro perro que amamos.

Mi mamá se lamentó, dijo que no podía ser que tuviéramos tan mala suerte con los perros, el antiguo Duque así murió, bueno,  lo de él fue cáncer linfático y ya estaba muy avanzado. Recuerdo a mi papá (borracho hasta las chanclas) reclamándole a Dios, diciéndole que por qué se llevaba a su perro, si era lo más noble que podía existir en el mundo.

Mi hermana no sabe que es cáncer, aunque creo que ella es de las más fuertes. Lizeth tuvo en sus brazos a Duque II cuando lo inyectaron, para “dormirlo”. Los tanatólogos recomiendan que cuando a los niños se les muera su mascota, les digan justo eso, nada de que se fue a un rancho en donde puede correr libre, olerle el trasero a otros perros y bla bla, que les digan que murió, ya que eso los ayudará a llevar mejor las pérdidas a lo largo de su vida.

Siento que está vez todo va a salir bien, pero lo que yo siento, a veces no tiene nada que ver con la realidad. De todas formas voy a poner en mayúsculas que todo va a salir bien. TODO VA A SALIR BIEN :)

2 comentarios:

Erora dijo...

Tu papá me cae bien.

Buenos deseos desde aquí a tu perro para que sane. <3

Avellana Almendra dijo...

Gracias Erora!! :)